Consejos y recomendaciones para el uso racional del gas natural

Cocción

  • Para calentar más rápido y consumir menos gas conviene tapar los recipientes utilizados y calentar la cantidad que se va a usar.
  • Evite que la llama asome por el borde inferior de los recipientes, así reducirá el consumo.
  • Mantenga los quemadores de cocinas, estufas, calefones y termotanques limpios, la llama debe ser estable, silenciosa y de color azul intenso.
  • Use el horno en forma mesurada, consume el equivalente a tres hornallas.
  • Una vez alcanzada la cocción de los alimentos apague la hornalla. Si durante la cocción alcanza el punto de ebullición, disminuya la llama lo suficiente para mantenerlo.

Calefacción

  • No calefaccione ambientes de su vivienda que no utilice.
  • No utilice el horno para calefacción: es peligroso, y además menos eficiente que una estufa, por lo que aumenta innecesariamente su consumo de gas.
  • Mantenga una temperatura razonable en la caldera de agua para calefacción. Utilice el termostato para regular la temperatura adecuada.
  • No exagere con la temperatura, el exceso de calefacción consume combustible innecesariamente.
¡TIP!

Para retener el calor en los ambientes verifique el estado de cierre de puertas y ventanas. Pero recuerde: los ambientes deben tener ventilación permanente, ante la duda consulte con un gasista matriculado.

Agua caliente

    • No deje correr el agua caliente que no utiliza: derrocha gas, agua y abulta su factura innecesariamente.
    • Si tiene instalado un calefón regule la temperatura del agua caliente con la palanca, botonera, o abriendo más la canilla, pero evite mezclarla con la fría: ahorrará gas y prolongará la vida útil del artefacto.
    • Si tiene termotanque regule su temperatura y aísle térmicamente el artefacto cuando está colocado fuera de la vivienda.

    Seguridad

      • Nunca obstruya las ventilaciones ni los ductos de evacuación de los productos de la combustión.
      • Toda combustión consume oxígeno y puede producir monóxido de carbono.
      • El monóxido de carbono provoca todos los años accidentes fatales que en la mayoría de los casos podrían ser evitados. Para evitarlos, mantenga limpios y regulados los artefactos: con ello aumenta la seguridad y además reduce los consumos de combustibles y mejora el rendimiento.
      RECUERDE: La instalación de artefactos de cámara abierta en baños y dormitorios está prohibida. Ante cualquier duda consulte a un gasista matriculado

      Recomendados

      ¡Compartí este post!

      Producto añadido como Favorito
      Producto añadido a Comparar